Información

Blog Search

Fabricantes

Condroitin sulfato

Condroitin sulfato y artrosis

La osteoartritis o artrosis es una enfermedad degenerativa crónica que afecta a las articulaciones en diversas partes: cartílago, hueso subcondral y membrana sinovial. La artrosis produce inflamación y dolor que dificultan el movimiento de la articulación.

Dentro del tratamiento convencional se emplean los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para paliar rápidamente los síntomas. Pero estos fármacos tienen diversos efectos adversos muy importantes. Aunque consiguen reducir los dolores con rapidez, los AINE contribuyen a la degeneración del cartílago, producen gastritis y úlceras estomacales y contribuyen a destruir la flora intestinal, por lo que pueden dar lugar a enfermedades de diverso tipo.

El condroitín sulfato forma parte de otro tipo de tratamiento a más largo plazo que, sin embargo, es mucho más seguro y saludable que los AINE. En pocos meses el condroitin sulfato puede lograr los mismos efectos que los AINES en el alivio sintomático. Además el condroitín sulfato proporciona un efecto duradero que se prologa durante varios meses después de su administración. Cabe destacar que el el sulfato de condroitina no daña la mucosa gástrica y es una sustancia natural que forma parte de los tejidos conectivos del organismo.

Por si esto fuera poco, algunos estudios apuntan a que tanto el condroitín sulfato como el sulfato de glucosamina y el ácido hialurónico no sólo alivian el dolor, sino que pueden revertir o, al menos, retrasar el progreso de la enfermedad.

Los estudios clínicos demuestran que esta sustancia es beneficiosa para aliviar el dolor, mejorar la función articular, reducir el derrame articular y la inflamación.

El sulfato de condroitina disminuye la actividad de las enzimas proteolíticas (colagenasas, proteoglicanasas, elastasas,) que destruyen el cartílago y de las metaloproteasas. Además inhibe la síntesis de mediadores inflamatorios y de enzimas proinflamatorias.

Por otra parte el condroitín sulfato ha demostrado tener capacidad antiinflamatoria no sólo sobre las articulaciones, sino también global en el organismo.

El cartílago está compuesto en un 65% de agua, un 15% de conlágeno tipo II , un 15% de proteoglicanos y un 5% de condrocitos. Los proteoglicanos permiten que el cartílago esté bien hidratado. El colágeno proporciona consistencia al cartílago.

Diversos estudios sugieren que el condroitín sulfato estimula la síntesis de colágeno tipo II, ácido hialurónico y proteoglicanos (componentes de la matriz extracelular del cartílago).

También se ha descubierto que el condroitín sulfato estimula la síntesis de la osteoprotegerina que interviene en la remodelación del hueso recubierto por el cartílago, dificultando a su vez la acción de los osteoclastos (células destructoras de los huesos).

La dosis diaria recomedada de sulfato de condroitina está entre 800 y 1200 mg diarios si se toma de forma aislada. Aunque combinado con otros principios activos como sulfato de glucosamina, ácido hialurónico, etc., podría ser suficiente con dosis menores ya que aumentan su efecto. Lo recomendable es tomarlo durante al menos 3 meses seguidos, pudiendo descansar después 1 ó 2 meses.

  

Condroitin sulfato y mortalidad

El sulfato de condroitina ha mostrado en algunos estudios que reduce notablemente la mortalidad de los pacientes con problemas coronarios. Sólo el 5% de los enfermos coronarios que tomaron sulfato de glucosamina sufrieron un nuevo accidente coronario, frente al 35% de los pacientes coronarios que no lo tomaron.

Según las estadísticas el tomar sulfato de glucosamina reduce la probabilidad de muerte entre el 14% y el 18%.

    

Puede comprar sulfato de condroitina en la herboristería online Herbomercado.

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Sitio url con http://)
* Comentario:
Escribir código