Información

Blog Search

Fabricantes

Vitamina D: beneficios que aporta

La vitamina D se sintetiza gracias a los rayos ultravioletas B (UVB) de la luz solar que inciden sobre nuestra piel. Hace relativamente poco que se sabe que la población española (y la mundial) no goza de los niveles saludables de esta vitamina. Su fuente principal es la luz solar ya que los alimetos no la contienen en cantidades adecuadas.

Los nuevos hábitos de vida, como pasar poco tiempo al aire libre trabajando o haciendo deporte han influido en esta situación epidémica. El hecho de cubrirnos la piel con protectores solares hace que los rayos UVB no lleguen a la piel en cantidad suficiente como para producir vitamina D. Además al envejecer la piel pierde capacidad para producir esta vitamina a partir de la luz solar. Ante esta situación resulta recomendable la toma de suplementos de vitamina D.

La ingesta de vitamina D aporta grandes beneficios a la salud. Muchos de estos beneficios no eran conocidos hasta hace unos años cuando apenas se sabía de su importancia para la salud ósea.

   

Vitamina D para los huesos

La falta de vitamina D hace que el calcio de la comida no se absorba correctamente. Ante esta situación, el calcio que el organismo necesita para sus funciones se extrae de los huesos, produciéndose una descalcificación ósea. La ingesta de vitamina D puede revertir esta situación ya que:

  • -Aumenta la absorción de calcio y el fósforo en el intestino.

  • -Favorece la captación de calcio por el hueso.

  • -Inhibe la formación de osteoclastos, células que destruyen el hueso para renovarlo.

  • -Mantiene los niveles adecuados de fósforo y calcio con ayuda de la paratohormona (PTH).

  • -Aumenta la absorción en los riñones de calcio y fosfato.

Un estudio midió la correlación entre el nivel de vitamina D en sangre y la densidad ósea. La densidad ósea máxima se encontró con un nivel de vitamina d de 40 ng/l.

Si no se alcanza una concentración de 30 ng/l de vitamina d en sangre, la absorción de calcio en el intestino disminuye.

La acción de la vitamina D está estrechamente relacionada con la vitamina K.


   

Vitamina D y cáncer

Estudios epidemiológicos prueban que en zonas alejadas del ecuador terrestre (donde se obtiene menos vitamina D por exposición al sol) hay mayor riesgo de padecer cáncer de colon, próstata, pancreas, ovario y mama, así como linfoma de Hodgkin.

Otros estudios muestran que si se baja de 20 ng/l de vitamina D hay entre un 30% y un 50% más de riesgo de cáncer de colon, mama y próstata.

Al ganar vitamina D tomando el sol o al ingerirla en forma de suplemento, los tejidos corporales como el de la mama, el colon o la próstata la convierten en hormona activa que controla los genes que frenan el avance de los tumores.

Según un estudio publicado en 2007 un nivel de vitamina D en sangre mayor que 33 ng/ml disminuye en un 50% el riesgo de cáncer colorrectal.

Según otro estudio, al aumentar en 10 ng/ml el nivel de vitamina D en sangre, se reduce el riesgo de cáncer colorrectal un 15% y un 11% el cáncer de mama.

La suplementación con vitamina D cuando su nivel es bajo reduce la progresión de los fibromas uterinos.

   

Vitamina D y enfermedades autoinmunes

En las zonas de latitudes altas, con menor exposición al sol, hay una mayor probabilidad de padecer esclerosis múltiple, diabetes tipo 1 y enfermedad de Crohn. Los niveles séricos de la vitamina D en los pacientes con enfermedad de Crohn son significativamente inferiores. Los niveles de esta vitamina pueden afectar a la expresión de los genes involucrados con la efermedad de Crohn.

La suplementación con vitamina D disminuye el riesgo de osteoartritis, artritis reumatoide, esclerosis múltiple y diabetes.

Su déficit aparece relacionado con enfermedades como psoriasis.


   

La vitamina D modula el sistema inmunitario

La vitamina D estimula las células de defensa como monocitos y macrófagos para destruir bacterias como la de la tuberculosis. Induce la diferenciación de monocitos y macrófagos. Incrementa la tasa de fagocitosis. Disminuye la producción de interleucina 2. Aumenta la producción de enzimas de los lisosomas, que permiten digerir macromoléculas a las células. Aumenta la interleucina 10, con capacidad antiinflamatoria.

   

Vitamina D y depresión

En un estudio con mujeres que padecían de diabetes tipo 2 , la suplementación con vitamina D mejoró los síntomas de depresión y dolor. Los estudios han relacionado la carencia de esta vitamina con la depresión.

      

Síndrome metabólico y vitamina D

El síndrome metabólico (obesidad, hipertensión, colesterol elevado, glucosa elevada) puede prevenirse manteniendo niveles buenos de vitamina D. Hay relación entre tener bajos niveles de esta vitamina y la resistencia a la insulina, la obesidad y el hígado graso.

   

También puede interesarle:

Riesgos de tener la vitamina D baja.

Dónde comprar vitamina D.

Propiedades de la vitamina K.

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (No publicado)
   Website: (Sitio url con http://)
* Comentario:
Escribir código